Cuando nos introducimos en el mundo del deporte y comenzamos a tomárnoslo cada vez más en serio, más pronto que tarde empezaremos a tomar contacto con lo que se conoce como suplementos deportivos. Estos suplementos consisten, básicamente, en un concentrado de diferentes nutrientes que aportan más energía, proteína y otras propiedades al organismo, de ahí que su consumo sea bastante habitual en deportistas. Las personas que tratan de ganar músculo o perder peso son las que más suelen recurrir a este tipo de productos, y si todavía no has entrado en el mundo de los suplementos deportivos no tardarás mucho en hacerlo si estás interesado en objetivos concretos, ya que estas sustancias te aportan un chute extra de energía y, además, te ayudan a recuperarte mejor tras sesiones de ejercicio.

Lo más importante que debemos saber sobre estos suplementos es de qué están compuestos, ya que existen diferentes productos orientados a distintos objetivos o carencias, y cuál es la mejor y más responsable forma de consumirlos. Al fin y al cabo, un suplemento consiste en una dosis adicional de nutrientes específicos como proteínas, vitaminas o carbohidratos, y no es bueno que nos sobrepasemos con la cantidad que ingerimos. Si eres deportista, te interesa saber cuáles son los mejores suplementos para tu rutina, pero también te interesa saber cuáles son las ventajas y las desventajas de su consumo, porque no todo lo que reluce es oro.

Hay empresas y tiendas especializadas como Nutricion24.com en las que puedes encontrar un catálogo muy amplio y variado de productos de este tipo, y es la mejor alternativa porque te explica en qué consiste y cuáles son los efectos de cada suplemento, para que puedas escoger el que mejor se adapte a ti. Además, cuenta con una clasificación muy cómoda para que puedas ver los productos diferenciados por objetivos: para aumentar músculo, para adelgazar, para obtener más energía, etc. Al fin y al cabo, no dejan de ser nutrientes necesarios para mantener una dieta saludable, y supone un aporte extra muy interesante porque los deportistas necesitan según qué nutrientes en mayor medida, por lo que son recomendables, pero siempre con cabeza.

Ventajas y desventajas de consumir suplementos deportivos

Lo primero que debes de tener en cuenta es que las cantidades recomendadas de este tipo de productos son mínimas, y es muy importante seguir las indicaciones del fabricante. Creer que consumir más voluminizadores va a ayudarte a ganar músculo más rápido es un error y es peligroso, por lo que debes atenerte a las condiciones de uso.

Una vez dicho esto, está claro que una de las principales ventajas de estos productos es lo amplio de su catálogo. Existe un suplemento alimenticio perfecto para ti, y es que es los suplementos pueden estar compuestos de muy distintos ingredientes, y tanto su sabor como la forma de consumirlo varía bastante. No solo existen suplementos en polvo que debes consumir de determinada manera, sino que existen productos específicos que ya cuentan con ese aporte extra, como las barritas energéticas, algunas bebidas lácteas, o incluso cereales.

La energía extra que nos aportan estos suplementos es muy positiva, especialmente de cara a practicar deporte. El objetivo del deporte, y la única forma en la que se pueden obtener resultados, es superando poco a poco nuestros propios límites, y este chute de energía puede venirnos muy bien para conseguir nuestros objetivos más rápido y con menor desgaste. Es más, los suplementos deportivos son muy prácticos después de practicar ejercicio porque ayudan a la regeneración muscular, por lo que por ese lado estamos cubiertos. Además, el aporte nutritivo que nos brinda un suplemento deportivo puede venirnos muy bien, no únicamente porque nos da una dosis extra sino porque, tal vez, en nuestra dieta no incluimos según qué propiedades, y un suplemento puede suplir esas carencias.

Por otro lado, las desventajas de estos productos, si bien menores, se han de tener muy en cuenta al a hora de utilizarlos. No debes confundir suplemento deportivo con suplemento alimenticio, porque lo primero debe combinarse con una dieta equilibrada y en función de la cantidad de deporte que estamos haciendo, en tanto que lo segundo es un producto diseñado para según qué dietas. Esto quiere decir que un suplemento alimenticio sirve para sustituir a una comida entera, pero no debemos hacer eso con los suplementos deportivos, porque, aunque cuentan con múltiples nutrientes, no nos alimentan.

Hay que tener mucho cuidado con el consumo de estos productos y atenernos estrictamente a las indicaciones de uso, porque consumir más del recomendado puede resultar dañino para la salud. Además, es recomendable empezar muy poco a poco, porque no todas las personas son iguales y los suplementos deportivos no sentarán bien a todo el mundo. Algunos suplementos con características específicas como el bloqueo de carbohidratos pueden implicar efectos secundarios muy molestos como náuseas, gases u otros problemas digestivos.

Como cualquier otro elemento incluido en nuestra dieta, un suplemento deportivo tendrá efectos sobre nuestro organismo, y si bien la mayoría son positivos o inofensivos, hay que tener cuidado con nuestra propia reacción y con las cantidades que ingerimos.

Votos realizados: 0. Valoración media 0/5
Comparte en las redes socialesShare on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0